Archivos de la categoría Recetas

Frito de pulpo

Ingredientes para 4 personas: 6 patas pulpo cocidas, 4 alcachofas, 200gr guisantes, 2 pimientos rojos, 2 manojos de cebolletas, 1 cabeza de ajos, guindilla, hinojo, hoja de laurel y 4 patatas.

Se hierven las patas de pulpo, se retiran y luego las troceamos para reservarlas.

En una cazuela de barro con un poco de aceite procederemos a rehogar las verduras, primero añadimos las cebolletas cortadas y doramos un poco, seguiremos con las alcachofas cortadas a láminas y los pimientos rojos cortados en dados, chafamos dos  o tres ajos y los añadimos, salpimentamos, añadimos el hinojo picado, la hoja de laurel y dejamos sofreír unos 10 minutos. Mientras tanto freímos las patatas.

Añadir al sofrito el pulpo, las patatas y los guisantes y lo sofreímos todo unos 10 minutos para que los sabores se junten. Ya está listo para disfrutarlo.

Lomo con col

Para cuatro personas: 1 col rizada, 8 filetes lomo dobles, 2 butifarrones, un trozo sobrasada, 1 cebolla, 2 tomates ramillete, 150gr panceta, caldo verduras, pasas, piñones, aceite oliva, sal y pimienta.

Calentamos agua en una olla para escaldar hojas de col, las escurrimos y reservamos.

Salpimentamos los filetes de lomo y empezamos a montar. Extendemos la hoja de col y encima el filete de lomo, un trozo de sobrasada y de butifarrón, envolver los lados y los extremos para hacer una paquetito. Ir colocándolos en una cazuela de barro.

Preparamos el sofrito en una sartén, picamos y doramos la panceta con el butifarrón, añadimos la cebolla picada y los tomates ramillete cortados por la mitad y salpimentar al gusto; tras rehogar unos minutos añadimos caldo o agua, las pasas y los piñones. Dejamos cocer unos 5 minutos y añadimos el sofrito en la olla de barro con los paquetitos de lomo que no deban cubrirse por completo. Tapamos la olla y dejamos unos 40 minutos a fuego medio para que la col quede bien tierna. Servir y disfrutar.

Berenjenas rellenas

Cortamos las berenjenas por el medio y a lo largo. Las salamos y esperamos que empiecen a soltar el agua y las exprimimos para sacar la mayor cantidad de líquido posible. Secamos un poco y hacemos unos cortes en la pulpa. Freímos por las dos caras hasta que están tiernas.

Las dejamos enfriar y las vaciamos sin romper la piel. Preparamos un sofrito: en una paella grande con poco aceite vamos incorporando la cebolla, y cuando tenga color, la carne salpimentada (la carne no debe ser más de la cuarta parte del relleno de la berenjena) y el tomate.

Añadimos la pulpa de la berenjena y la nuez moscada, removemos bien y incorporamos la harina, dejamos 3-4 minutos sin dejar de remover. Es el momento de la leche, incorporamos como para una bechamel espesa y no paramos de remover. Probamos, arreglamos de sal y paramos el fuego. Cuando se haya enfriado, mezclamos el huevo batido.

Rellenamos la piel de las berenjenas, sin pasarse. Tapamos con galleta picada y una nuez de mantequilla. Podemos dejar el plato preparado para hornear cuando falten unos minutos para servir. El horno a temperatura media-alta, el plato estará acabado cuando la galleta se dore.

Sepia a la mallorquina

Cortaremos la sepia a trocitos muy pequeños, seguidamente ponemos dos cucharadas de aceite de oliva en una cazuela de barro, añadiremos los ajos para aromatizar el aceite; seguidamente, la sepia y lo dejamos a fuego muy bajo para que vaya soltando todo el agua.

A continuación cortaremos las cebollas en juliana y en cuanto veamos que no queda agua las pondremos en la cacerola juntamente con la sepia, dejamos cocer a fuego lento.
Pelamos los tomates y los picamos, los añadimos al guiso, ponemos la hoja de laurel, la sal y pimienta.
Introduciremos una copita de brandy y dejamos reducir hasta que evapore todo el alcohol, ponemos una pizca de pimentón dulce y seguidamente el caldo de pescado que cubra la sepia. Añadiremos los piñones y las pasas y dejamos cocinar unos veinte minutos.

 

 

 

 

Frito mallorquín

En primer lugar se cortarán como dados muy pequeños el hígado y la sangre a la misma medida.

Cortaremos los ajos y la cebolla, las patatas muy finas y alargadas y las prepararemos para hacerlas fritas.

En una sartén con aceite de oliva procederemos a freír las patatas. Tienen que quedar crujientes por fuera y blandas por dentro. Mientras se van haciendo, pondremos una cazuela de barro al fuego y pondremos aceite de oliva. Freiremos el hígado con una hoja de laurel. Dejaremos que se vaya friendo hasta que empiece a dorarse. Le añadiremos los ajos y removeremos. Añadiremos las cebollas tiernas, algo más de sal y removeremos. Dejaremos que se vaya haciendo lentamente e iremos removiendo de vez en cuando. Le pondremos la sangre y removeremos todo para que la sangre se deshaga. La sangre tiene que quedar deshecha por lo cual iremos ayudando a deshacerla con una cuchara de madera. Le añadiremos las hojas de hinojo.

A continuación montaremos la tapa o el plato: Patatas fritas en un lado y en el centro el frito. También podemos poner las patatas como fondo y el frito por sobre.

Se tiene que comer caliente. Buen provecho.

“Tumbet”

 

 

Freír las patatas a láminas de unos 7 a 8 mm., con ajos y laurel y las reparto en el fondo de la cazuela. Es el momento de freír a lonchas y por separado la berenjena y el calabacín, que he salado para que pierdan un poco de agua, y enharinado, los acomodo por capas a la cazuela. Reviso el aceite, sacando restos de frito, añado algo si hiciera falta. Con unos ajos frío los pimientos rojos, que queden tiernos y completamos la última capa de verdura.
Tengo una salsa de tomates maduros, preparada lentamente a fuego muy suave, con un poco de azúcar, sal, aceite y salvia, laurel o marduix.
Reparto la salsa sobre la carne, subimos la temperatura del horno y acabamos la cocción 5 a 8 minutos.
Es muy importante escurrir el exceso de aceite después de freír cada ingrediente.